Google
"El control psicológico del líder sobre el grupo sectario puede ser tan poderoso que el grupo puede convertirse esencialmente en una proyección de la psiquis del líder.” (West, 1996).     Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse (S.Lucas 12:2)...     Temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. (S. Mt 10:28)

Red de Apoyo para Victímas de Sectas

  


 

Primeros Pasos que hay que dar
 para ayudar a salir a un ser querido de una secta peligrosa

 Ms. Myrna García
Consejera Psicológica de Víctimas de Sectas,
@ Red de Apoyo, Inc., 2013

Lo primero que hay que hacer es siempre solicitar ayuda de los expertos. Todo caso tiene que ser analizado rigurosamente. Hay que analizar la personalidad del adepto y su entorno familiar primero. Cada ser humano es diferente y no podemos ofrecer un listado de instrucciones específicas, pero sí algunas básicas que todos podrían seguir. Es difícil conseguir que un adepto se concientice, para que se independice de una secta destructiva, pero con orientación adecuada podemos lograrlo en coordinación con familiares y amigos. Tras largos períodos de sometimiento a diversas técnicas de persuasión coercitiva, muchos salen altamente traumatizados y hasta con severos trastornos de la personalidad.

Hay que recordar que con descubrir que se está en una secta no basta, porque el mayor problema es el de de salir de un estado mental y emocional inducido y dañíno.

Dentro de una secta, el adepto pierde consciencia sobre cómo el ambiente sectario le va perjudicando todo en la vida, sus intereses, bienes, futuro y cómo afecta también la vida de sus seres queridos. Son entrenados para negar la realidad de lo que ocurre en sus vidas, de lo que sienten, a ser indiferentes ante lo que sufren, ya que el sacrificio es la vía de superación. Les modifican sus aspiraciones y también el aprecio, consideración, respeto y estima hacia sus seres queridos. Se vuelven tercos, pues reconocer que están abusando de ellos, que están siendo extorsionados o traicionados resulta ser demasiado doloroso; además están entrenados para obedecer y creer sin dudar ni cuestionar. No quieren reconocer la peligrosidad del grupo porque el grupo es intimidante y lo creen muy poderoso. En ocasiones les recompensa y les mantiene con la esperanza de alcanzar gran estima, de ser respetados, valorados y admirados. Sienten miedo ante la posibilidad de que se cumplan las amenazas, a perder el sentido de sus vidas.

Si un adepto cobra la consciencia, al darse cuenta de la realidad del engaño y de su condición real de esclavo dispuesto y sumiso, dejando la secta y regresa a la casa, tendrá que atenderse por algún especialista en sectarismo, pues los traumas y el maltrato sufrido siempre dejarán grandes secuelas en la mente y comportamiento de cualquier individuo.

 Indicaciones sobre lo que debemos hacer:

  1. Contactar a un especialista en sectarismo. Se trata de algo que requiere mucho esfuerzo y constancia. Si fuese posible, deben tratar de que el adepto se deje atender por el especialista. Si se niega, tendríamos que orientar a los familiares, para a través de ellos, ayudar al adepto. Siempre sugerimos formar un frente común. Ofrecemos orientación y consejería a toda persona que tenga un ser querido atrapado en una secta; ya sea familiar o amigo. Buscamos que todos sigan el mismo discurso, cuando tratan al adepto.
     
  2. Hay que escuchar al adepto, aprovechando la oportunidad para hacerle muchas preguntas, tratando de no discutirle, solo cuestionando. El objetivo es el de ejercitar su capacidad analítica, queremos que analice, contrario a lo que pretenden en una secta destructiva. La secta querrá que el individuo actúe sin pensar; quieren que obedezca como una persona que no razona. Les hacen sentir culpable si duda de lo que promulga el líder. Las sectas siempre inducen culpa, miedo al estancamiento espiritual o personal, y terror a la condenación si dudan o analizan ideas distintas a las aprendidas de su líder, guía, pastor o maestro sectario. Hay que hacer lo contrario con los adeptos, ayudarles a analizar, a pensar, y en definitivas, a protegerse. Es necesario rescatarles del mundo imaginario que mentalmente les condena, para ayudarles a reintegrarse emocional y psicológicamente a la sociedad. Nuestra misión será ayudarles a recuperar confianza en su sentido crítico, y una consciencia clara y objetiva. No hay que dejarse intimidar por el grupo. Hay que ser precavidos pero decididos.
     
  3. Debemos tratar de no romper la comunicación con el adepto; por lo que es mejor no discutirle, más bien cuestionarle; ya que podríamos ser la cuerda que le une a la realidad de su mundo exterior.
     
  4. Hay que tener paciencia con el adepto. Estuvo sometido a todo tipo de técnicas de manipulación mental, y sus actitudes y respuestas están programadas; ya no es el mismo, ni interpreta lo mismo. Los líderes les redefinen hasta el significado de las palabras. Por tal razón, cuando les hablamos, parecen no entendernos, y hablando español, tal parece como si no hablasen el mismo lenguaje.
     
  5. Es importante analizar toda información que nos ayude a entenderles mejor, para proceder adecuadamente y poder comunicarnos correctamente con el adepto; información sobre el grupo y su líder. Es importante identificar la dirección, el nombre del grupo, los lugares de reuniones, el nombre de los líderes, comprobar el manto de legalidad, informarnos de sus teorías, sus filosofías, las exigencias dirigidas a los miembros del grupo, etc.

     
  6. Los lazos afectivos de la familia y de los amigos deben conservarse y fortalecerse;  pero no acepten maltratos de parte del adepto. Hay que conscientizarlos sobre sus cambios de conducta, sobre todo si se convierten en maltratantes; porque esos cambios de conducta suelen darse, sin que se den cuenta de ello. Hay que dejárselos saber, para que se vayan dando cuenta de lo que están haciendo, aquí y ahora. Describirles en detalle la conducta que manifiestan, como si se encontrasen frente a un espejo. Si el adepto siempre tuvo buen corazón, al describirles cómo se están portando y cómo están causando división y daño, se irán dando cuenta de lo que están haciendo con sus vidas y del daño que están causando. Las personas que han desarrollado previamente un sentido genuino de compasión, se sentirán inseguras y comenzarán a retroceder. Es importantísimo mantener buena compostura y nunca responder con agresión; esa será la muestra de que no se están convirtiendo en mejores personas y de que en vez de salvar al mundo están haciendo mucho daño. Ellos necesitan despertar del engaño.

 

¿Cómo reconocer a la persona captada?
Caracteristicas de los Adeptos
@Enid Miranda
2007

Cada sujeto manifiesta su implicación en un culto destructivo de forma diferente. Sin embargo, hay algunos indicios que son como una especie de señales que pueden alertar sobre la captación, sobre todo pueden alertar a los familiares de una posible víctima, ya que son ellos los que mejor la conocen.

A continuación algunas señales que pueden advertirnos:

  • desestabilización mental (incoherencia en el discurso, repetición de textos alusivos a la filosofía propia del culto, etc.)
  • carácter desorbitado de las exigencias financieras a sus adeptos
  • ruptura inducida con el entorno o ambiente de origen (familia, trabajo, estudios)
  • atentados contra la integridad física (marcas inducidas en el cuerpo)
  • reclutamiento de los niños (a través de los padres o a espaldas de estos)
  • discurso antisocial (la sociedad es mala, hay que alejarse de ella, va a ser castigada, etc.)
  • disturbios de orden público
  • noticias sobre querellas judiciales contra el grupo
  • desvío de los circuitos económicos tradicionales (velos corporativos, multiplicación de redes económicas que intentan disfrazar las fuentes económicas)
  • tentativas de enfrentamiento a los poderes públicos y/o institucionales (Iglesias tradicionales, Gobierno, Estado de derecho, Familia, Universidades, etc.)

 

 
*********************

Last changed: 03/20/13


  

 

 

       

¡Denuncia, defiende tu dignidad, ejerce tu derecho!        Las sectas destructivas sin denominarse satánicas, en la práctica también lo son....      Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse...        Las sectas destructivas buscan engañarte y desorientarte, para poder CONTROLARTE y utilizarte, aprovechándose de ti; valiéndose de falsas verdades de fe, mentiras y engaños.   Son un peligro, no tan solo para tu psiquis, el daño puede llegar a ser físico y económico; es devastador.          Temed mas bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna.        "El control psicológico del líder sobre el grupo sectario puede ser tan poderoso que el grupo puede convertirse esencialmente en una proyección de la psiquis del líder.” (West, 1996)......           ¡Denunciar es deber y responsabilidad del ciudadano!